Menú Cerrar

 
Café Kubista

Cosas como la latencia

(21.40, hora oficial de comienzo de post.)

Internet no está tan bien. Tengo algunas quejas. Un widget del blog de Francesc Bon no actualiza a tiempo mi feed, por ejemplo. Tampoco puedo ver el blog de Germán. Los de casi cincuenta siguen sin avisar a los de cuarenta y pico de todos los desarreglos pendientes, un asunto menor si la velocidad de Internet se midiera todavía en baudios, pero que con 30 megas subreales huele un poquito ya. Horacio Aragona anda desaparecido. Cines Pepito no admite Adblock. Windows es una interfaz gráfica que debe usarse en silencio, pues la gente de Linux da miedo y también asquea su activismo e irritabilidad. Villa no responde a las bromas. Deborahlibros no responde a las bromas. Santi sí responde a las bromas: la web de ULAD tiene 374 errores de código y 47 advertencias de seguridad.

Internet no está tan bien y luego hay cosas como la latencia. La Latencia. Si no sabes lo que es tus amigos te toman por tonto: «¿La latencia? Muy fácil», y entonces sufres una explicación imposible de seguir. Yo lo que entiendo es esto: la latencia es un retraso. O mejor, por afinar, la latencia es un retardo, y del tiempo de retardo depende la experiencia de Internet. Y claro, no es difícil adivinar quiénes vamos demorados. Y claro, al final resulta que los libros que la gente anuncia en Internet solo hay que comprarlos una vez: acabáramos. Por eso me quejo. Ser escritor no es contar lo que quieren leer otros, qué va, ser escritor es escribir lo que quieres leer tú. Aunque suponga un problema.

(21.55, hora oficial de arrepentimiento de post.)

© 2017 Álex Azkona | Licencias de contenido Safe Creative

Powered by raro_01.