Cerrar

 
Café Kubista

Sobre la existencia de Hernán Casciari

Un gordo antes era un gordo y una persona normal, pero ahora un gordo termina siempre en Hernán Casciari. Hernán Casciari es un término y además un actor. Cuando Hernán sale al porche, piensa que está en La Pampa. Muchos empiezan a  sospechar que allí lo que planta son plantas, la mayoría procedentes del sur de Asia y del subcontinente Indio: Afganistán, Pakistán, India, Tíbet, Nepal, entre otros países. Estas plantas son compactas y fuertes, con cogollos densos, pesados y fragantes que tienden a crecer en racimos.

Por esta y otras razones existen dudas sobre la existencia formal de Hernán Casciari. Muchos lo sitúan al este del oeste, entre dos aguas, presto y repuesto, que si está que si no. El hecho es que a veces está. Como prueba, Jorgito, textista infrarrealista, aporta al texto un cojón. Craso, error literario, aporta la parte contratante de la primera parte y el otro cojón.

En este punto, avivados por la rapidez del texto corto, la última renta por cobrar es la de la revista Orsai. Orsai es un merlot extinto y además un contenedor. En su interior contiene una morsa. La morsa es una especie de mamífero pinnípedo semiacuático de gran tamaño que habita en los mares árticos. Existen tres subespecies: la morsa del Atlántico, la del Pacífico y la del mar de Láptev.

Hernán Casciari puede ser un gordo, pero está claro que no es una morsa. Si lo fuera sería una morsa antártica, una especie de raroespecie de piel muy gruesa y colmillos que alcanzan el metro de longitud. Yo, en el supuesto caso, estaría bien muerto. Les informo casi al final por si luego termino y nadie me encuentra. No es bueno confiar. Resulta que esta vida no es vida, es más bien venta.

Foto: Esteban Chinchilla 

© 2017

.