Mi buzón no es un buzón de correos del siglo XX, lo que se manda llega en serio. Tenga en cuenta que junto al buzón hay un ciudadano chino intentando mirar a los ojos del que manda. Mi chino calcula la intención de los mensajes que llegan en serio, no sea que al final me alcance alguna broma.

Envíe con cuidado por email:

[email protected]

Complete al formulario de más abajo. O, si lo prefiere, vaya pegando voces por las redes sociales.

(Hay muchas, es un lío, pero no se preocupe: las noticias vuelan.)